Cómo nos organizamos

Semana Misionera en Itaquera (Sao Paolo) y JMJ en Río de Janeiro

JMJ2013

“Jóvenes, la iglesia y el Papa cuenta con ustedes, vayan, sin miedo, para servir.” Papa Francisco.

El Lunes 15 de Julio de 2013, en Atocha, nos juntábamos jóvenes de SDB y FMA de España (Sevilla, Madrid, Alicante, Bilbao...) y Francia para dar comienzo a la aventura que viviríamos en la JmJ de Rio 2013. Tras la celebración del envío presidida por Luis Honrubia (SDB) y con pocas horas en la cama, nos despertamos para coger el autobús rumbo a barajas y embarcar en nuestro vuelo con destino Sao Paolo.

El 16 de Julio a las 17,40 h, tras casi once horas subidos en un avión, ponemos los pies en tierra. Un autobús que nos llevaría a Itaquera nos esperaba en la puerta. Una vez llegados a nuestro destino, en la parroquia, el padre Rosalvinho (el Don Bosco del siglo XXI) y la gente de la comunidad de Nuestra Señora de Aparecida, nos recibían con gran ilusión y nos decían la familia en la que estaríamos acogidos durante la Semana Misionera. Estar conviviendo con la gente de la parroquia ha sido una experiencia que me atrevo a afirmar que a todos nos ha sido de gran utilidad: conocer otras realidades salesianas, acercarnos más al modelo de jóvenes con el que Don Bosco trabajó en su día a día.... un barrio pobre, sencillo, humilde, incluso peligroso... pero en el que la alegría e ilusión de Don Bosco se podían ver reflejados y, además, se te contagiaba. Allí nos metimos de lleno en la vida de cualquiera de los habitantes de Itaquera: todos los días por la mañana teníamos nuestra Eucaristía y luego realizábamos diversas tareas: ir a conocer Sao Paolo, el estadio en el que tendrá lugar el Mundial, visita a enfermos y ancianos, orfanatos, residencias de mayores, pintar columpios, ayudar en tareas de limpieza, comíamos con jóvenes estudiantes de las escuelas de allí... por las noches teníamos una celebración distinta cada día, compartida con la gente de la parroquia: celebración del perdón, rosario a María en diferentes lenguas... (allí estábamos acogidos gente de EE.UU, Australia, Portugal, España y Francia). Para finalizar nuestra semana misionera, nos despidieron con una fiesta en la que reflejaron diferentes aspectos culturales de la zona: música, danzas, comidas...

El domingo 21, nos levantábamos pronto para coger un autobús rumbo a Río de Janeiro. Tras unas horas de espera por algún problema técnico con el transporte, conseguimos hacer la primera parada del viaje en el Santuario de la Señora de Aparecida, patrona de Brasil por la que tienen gran devoción. Después de unas 8 horas de autobús, conseguimos llegar a San Sebastián de Rio de Janeiro. Cruzando el puente de Niteroi (3 kilómetros) y bajo la acogida del Cristo redentor iluminado de verde en lo alto del monte, llegamos a nuestro lugar de destino. Allí nos dan alojamiento y conseguimos acostarnos. El día 22 la jornada no ha empezado oficialmente, así que decidimos subir al Corcobado que al final no pudimos visitar por la lluvia y la niebla.

El día 23 empieza oficialmente la jornada. En el sambódromo recibimos nuestra mochila de peregrino, con camiseta, gorra, libros de oraciones, guías, una cantimplora y las tarjetas de transporte y comidas. Durante esos días, visitamos lugares de la ciudad: Cristo del corcovado, iglesias, catedral, pan de azúcar, playas.... pero sobre todo intentamos tener presente la oración y la eucaristía, yendo a las catequesis (aunque nos resultaron difíciles de comprender en muchas ocasiones) y sobre todo, encontrándonos con el papa en el viacrucis, en la vigilia de la palabra, en la eucaristía y envío del domingo como clausura de la JmJ...

Han sido días especiales... allí había momentos en los que todos añorábamos y sentíamos cierta “morriña” … queríamos volver … pero al llegar aquí no paras de valorar lo vivido y sacar cosas positivas hablando con unos y con otros. Se nos hizo difícil en ocasiones por el cansancio, la lluvia, la cantidad de transportes que teníamos que coger para llegar a los sitios... Nos vimos también involucrados en una de las protestas de la ciudad... Pero todas estas cosas, al final, nos unieron más como grupo.

En Itaquera durante la semana misionera, ver la cara de alegría, de felicidad, el esfuerzo por acogernos en su barrio, abrirnos las puertas de sus casa... No había forma de agradecer a toda la gente el trabajo y lo bien que nos cuidaron. El padre Rosalvinho, que vamos a decir de ese Salesiano de León que lleva tantos años allí. No paraba ni para comer, siempre con una sonrisa en la cara, que te contagiaba a todas horas. Todos los gestos de agradecimiento y de cariño que recibía de la gente de la comunidad.

El encuentro que unos cuantos afortunados pudimos tener con el Rector Mayor y la Madre General durante el fó rum internacional en el colegio salesiano Santa Rosa en Niteroi “convirtámonos en los Don Bosco y Madre Mazzarello de hoy para acompañar a los jóvenes en sus proyectos de vida” nos dijo Sor Ivonne. Ese mismo día, 24 de Julio, en los patios del Centro Salesiano Santa Clara tuvimos la fiesta del MJS, co unas dinámicas muy parecidas a lo vivido en el encuentro del MJS en la Jornada Mundial de la Juventud de Madrid, en 2011. El tiempo fue la parte negativa, ya que la lluvia hizo que la fiesta quedase un poco deslucida. Aún así estuvieron presentes el ambiente salesiano en los patios, las ganas de conocer gente de países diferentes, reencuentros con gente que vivió en nuestras casas salesianas de España… Para finalizar, una vigilia con el Rector Mayor y la Madre General, con una cruz de madera presidiendo la celebración, la imagen de la Virgen, presente entre nosotros y unos minutos de adoración al Santísimo, acompañado y animador por bailes y música tradicional de la cultura del país.

Y tantas y tantas frases del papa, Francisco I en sus homilías y reflexiones. Una muy clara, oración, oración y oración... Es muy frecuente escucharle que tenemos que rezar y mantener vivo el diálogo con Dios. Otra de las frases más comentadas “Id, sin miedo, para servir”... Son muchas las que recogí y puedo recordar. Pude acordarme de nuestra tarea evangelizadora y misionera como salesianos y recordé a los chicos que pasan por nuestros centros juveniles cuando dijo “el mejor elemento para evangelizar a un joven, es otro joven”. Me gustaría compartir alguna otra frase/reflexión con vosotros: “Jesús no llama a los discípulos para que vayan solos, sino para que vivan en comunidad”, “La cruz nos invita a salir de nosotros mismos e ir en busca de los más necesitados para echarles una mano” “La fe es como una llama que crece cuanto más la cultivas y pones en práctica” “Acogiendo al Espíritu, es como nos transforma”... y como estas muchas más.

Termino esta crónica de la JMJ con otra frase de Francisco I que debe animarnos a todos a seguir llevando, sin miedo (como él dijo) a los jóvenes el mensaje y estilo de vida que Dios quiere: “JÓVENES, EL PAPA Y LA IGLESIA, CUENTA CON USTEDES


Autora: Xandra Díez (Madrid SDB)

JMJ2013

JMJ2013

JMJ2013

JMJ2013

JMJ2013

JMJ2013

JMJ2013

Más noticias

Musical

Identidad MJS

Síguenos...

Encuéntranos en Facebook Sigue nuestros tweets Sigue nuestros feeds