Descúbrelo

Olimpiadas griegas en Barcelona: Y tú, ¿qué atleta eres?

CSI Main 3

“Los que se entrenan para competir en un deporte evitan todo lo que pueda dañarles. Y lo hacen por alcanzar como premio una corona de hojas de laurel, que en seguida se marchita. Nosotros, en cambio, luchamos por recibir un premio que no se marchita.” (1 Co 9, 25) 

Sábado 11 de mayo de 2013, un grupo de animadores de la Federació de Centres Juvenils Don Bosco de Catalunya, se reúne a las 8 de la mañana para recibir las últimas órdenes.  Estamos a 2 horas de la llegada de nuestros futuros héroes llamados a participar de las Olimpiadas Griegas. Pero el lugar de encuentro un poco lejos del lugar que les da nombre… para esta ocasión el Olimpo se traslada a Barcelona, al colegio de los Salesianos de Horta.

Todo el escuadrón encargado de los detalles ya lo prepara todo. Paseos para arriba y para abajo. Todo tiene que estar controlado. Cambios de última hora. Plan B por si Kairós también hace acto de presencia en forma de lluvia.

Las 10 de la mañana y los primeros centros ya realizan su llegada. Los animadores de tal evento, realizan su función de acompañamiento. A las 11:00 todo empieza. Después de desayunar y coger fuerzas, nos visitan Zeus y Hades y nos invitan a participar de sus Olimpiadas para ayudarles en una ardua misión.

Durante toda la mañana se puede ver complicidad entre animadores y chavales, buscando la mejor manera de pasar este rato. Compartiendo con chicos y chicas de otros lugares. Un atentico festival griego lleno de alegría y compañerismo.

Después de comer llega el momento de seguir trabajando. Animaciones, construcción de antorchas, todo va estando listo para la celebración. Una celebración que nos invita a pensar de qué manera corremos en nuestra vida, “Los que se entrenan para competir en un deporte evitan todo lo que pueda dañarles. Y lo hacen por alcanzar como premio una corona de hojas de laurel, que en seguida se marchita. Nosotros, en cambio, luchamos por recibir un premio que no se marchita.” (1 Co 9, 25).

Y ya llegó el momento de la despedida. Todos esos héroes volvían a sus lugares de origen. Sin olvidar una cosa muy importante: estad siempre alegres y luchad por conseguir ese premio que no se marchita.

Autor: Julio Pedraza Maraver 

Más noticias

Musical

Identidad MJS

Síguenos...

Encuéntranos en Facebook Sigue nuestros tweets Sigue nuestros feeds