¡Corre la voz!

Ha sido un reto proponer a los jóvenes dejarse acompañar por el silencio

Silencio 2012

Concluye la experiencia de ejercicios espirituales para jóvenes que ha organizado la pastoral juvenil salesiana en el monasterio de Soto de Iruz.

Ha concluido la experiencia “Tiempo interior para jóvenes”, que la pastoral juvenil salesiana ha propuesto para jóvenes a partir de 21 años. Han sido unos días, del 16 al 20, para “dejar hablar al silencio”, como camino para crecer en la interioridad y en el encuentro con Dios.

Para Rosendo Soler, salesiano responsable de estas jornadas, “nos parecía todo un reto proponer a jóvenes que se dejaran acompañar por el silencio para encontrarse con Dios y las impresiones y comentarios que hemos recibido es que ha sido posible y enriquecedor para todos”.

Las jornadas se han desarrollado en el monasterio de Soto de Iruz (Cantabria), y han participado 45 jóvenes del Movimiento Juvenil Salesiano (MJS) de toda España, acompañados por salesianas y salesianos que les han ayudado a vivir estos días de ejercicios espirituales.

La experiencia de “Dejar hablar al Silencio” estaba planteada como un puzle de propuestas (experimentar las diversas caras del silencio), conducidas por una reflexión del salesiano Fernando Miranda, delegado de pastoral juvenil de Valencia, y engarzadas por tres momentos de oración comunitaria y la eucaristía, y acompañadas por el necesario silencio para interiorizar la reflexión, experimentar las propuestas y, sobretodo, orar.

Los jóvenes han participado en talleres de interioridad y silencio, lectio divina, el lenguaje de los iconos, contemplación, tiempo de estudio, etc. Se ha vivido la oración comunitaria intensamente, acompañada bellamente por el canto y la música. El mismo monasterio, “ocupado” por los jóvenes –patio, claustro, iglesia, torre-, parecía un lugar vivo que también hablaba a los participantes en estas jornadas. Los salesianos y salesianas han podido atender a los jóvenes en momentos de diálogo, acompañamiento espiritual, sacramento de la reconciliación o momentos de discernimiento.

Estas jornadas, organizadas por la Delegación y Coordinadora Nacional de pastoral juvenil y el Centro Nacional Salesiano de pastoral Juvenil, han sido valoradas muy positivamente por el equipo organizador que seguirá reflexionando para continuar ofreciendo cada verano propuestas de “tiempo interior” para los jóvenes. Una iniciativa que se suma a las diversas propuestas que se vienen realizando a lo largo del año dentro de la pastoral juvenil salesiana, y que abarca desde grupos de fe, oferta formativa, procesos de maduración en la fe, educación y actividades en el tiempo libre, voluntariado, encuentros de jóvenes, entre otras, y en las que participan miles de jóvenes.

Esta propuesta de “Tiempo interior para jóvenes”, al final del verano, cierra, de algún modo, el curso pastoral que se ha venido realizando en las obras de salesianos y salesianas.

Autor: Javier Valiente (http://www.donbosco.es)

 

Más noticias

Musical

Identidad MJS

Síguenos...

Encuéntranos en Facebook Sigue nuestros tweets Sigue nuestros feeds